El gobierno cubano pierde a su pelotero predilecto

0
00017D

Yulieski Gurriel muchas veces dijo que su sueño era jugar en las Grandes Ligas , aunque deseaba hacerlo con el permiso de las autoridades cubanas. Pero el permiso no llegaba y a sus 31 años de edad, Yuelsiki no podía seguir esperando. La fuga de los hermanos Yulieski y Lourdes Gurriel es uno de los golpes más fuertes que ha recibido en décadas el llamado “béisbol revolucionario”. A la pérdida de dos de sus mejores talentos se suma el impacto desmoralizador entre los jugadores que se encuentran en la isla, quienes ahora creerán mucho menos en la versión oficial de un posible y cercano acuerdo con las Grandes Ligas que mejore sus vidas y las de sus familias. Como si fuera poco, la pelota cubana pierde de la noche a la mañana a su mejor rostro. Yulieski era la cara del béisbol que se juega en la isla, y también era el señuelo por excelencia que tenían las autoridades para seducir a las Grandes Ligas. Yulieski estaba llamado a ser el primer pelotero cubano en firmar un contrato en las Mayores con la anuencia del gobierno cubano. Pero todo lo anterior se fue a bolina la madrugada de este lunes cuando los hermanos Gurriel salieron por la puerta del hotel en que se hospedaban en Santo Domingo. Atrás dejaron una estructura decadente que se cae a pedazos. Por delante tienen ahora su propio futuro. De acuerdo con opiniones de algunos especialistas de la industria, una vez que sean declarados agentes libres, Yulieski pudiera firmar un acuerdo multianual de alrededor de $80 millones. En el caso de Lourdes Jr, su contrato estaría rondando los $20 millones. Aunque en el caso del pequeño de los Gurriel, tiene frente a sí toda una carrera profesional.

martínoticias.com

RECOMENDADO