Según estudios, puede que no sea del todo malo que tu hijo se coma los mocos

0
00025S

Muchos padres sufren al ver a sus hijos meterse un dedo en la nariz y luego llevárselo a la boca. Es un instinto muy común en los niños, y aunque se le debe prestar atención para que no se vuelva algo crónico, no es tan malo como parece.
Friedrich Bischinger es un médico austríaco que asegura que comerse los mocos es un acto saludable y ayuda a reforzar el sistema inmunológico de forma natural, según reseña el periódico La Vanguardia. El médico explicó que los mocos actúan como una vacuna, puesto que el cuerpo necesita las proteínas, las células y los hidratos de carbono que contienen.
Ver a un niño, o a un adulto comerse los mocos no es nada agradable, sobretodo si es en público, pero la próxima vez que lo veas sabrás que al menos es algo sano. Aunque los padres, deben estar alerta ante esta acción en sus hijos, puesto que la mucofagia como se le conoce, es una manía quepuede significar ansiedad o bloqueo emocional y según el Manual de Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, la mucofagia es un trastorno psicológico y conductual.
A día de hoy, no existe una explicación basada en datos científicos relevantes sobre los supuestos beneficios de comerse los mocos.

RECOMENDADO